¡Hola! Soy Kika Fumero, y he sido directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI) de julio 2019 a julio de 2023, un organismo perteneciente al Gobierno de Canarias. Pero mi trayectoria abarca diversos campos relacionados con la igualdad de género, la violencia de género, la coeducación y el activismo por los derechos humanos LGBTI.

Soy una feminista convencida, coeducadora y profesora lesbiana visible, asesora en políticas públicas y una apasionada de la investigación.

Fotografía de Kika Fumero. Mujer vista de cintura para arriba, con una camisa y un saco gris. Amplia sonrisa.
Afiche de Mascarilla-19. Silueta de mujer con mascarilla y leyenda "pide mascarilla-19 en la farmacia y sadran que tienen que llamar al 112"

Mascarilla-19

Durante el confinamiento por COVID-19, creé y diseñé el protocolo Mascarilla-19, una iniciativa que buscaba proteger a las mujeres víctimas de violencia de género y brindarles una herramienta para solicitar ayuda a través de las farmacias. Esta acción consistía en solicitar una «mascarilla-19» en la farmacia como código SOS, lo que alertaba al personal farmacéutico para que tomaran medidas inmediatas y ayudaran a las mujeres en situación de riesgo.

Lo que comenzó como una solución local se convirtió en un movimiento global. El protocolo Mascarilla-19 se difundió rápidamente y se replicó en múltiples lugares del mundo, convirtiéndose en una estrategia reconocida y efectiva para abordar la violencia de género durante la pandemia. La campaña se proyectó a escala internacional, siendo implementada en diferentes países y adaptada a las realidades locales.

Mascarilla-19

Durante el confinamiento por COVID-19, creé y diseñé el protocolo Mascarilla-19, una iniciativa que buscaba proteger a las mujeres víctimas de violencia de género y brindarles una herramienta para solicitar ayuda a través de las farmacias. Esta acción consistía en solicitar una «mascarilla-19» en la farmacia como código SOS, lo que alertaba al personal farmacéutico para que tomaran medidas inmediatas y ayudaran a las mujeres en situación de riesgo.

Lo que comenzó como una solución local se convirtió en un movimiento global. El protocolo Mascarilla-19 se difundió rápidamente y se replicó en múltiples lugares del mundo, convirtiéndose en una estrategia reconocida y efectiva para abordar la violencia de género durante la pandemia. La campaña se proyectó a escala internacional, siendo implementada en diferentes países y adaptada a las realidades locales.

Afiche de Mascarilla-19. Silueta de mujer con mascarilla y leyenda "pide mascarilla-19 en la farmacia y sadran que tienen que llamar al 112"

El impacto internacional del protocolo Mascarilla-19 demostró el poder de la solidaridad y la colaboración en la lucha contra la violencia de género. Ante una situación de emergencia, la respuesta llegó a través de la innovación y la creatividad para encontrar soluciones urgentes a coste cero frente a una situación originada por una crisis mundial. Esta experiencia reafirmó mi compromiso con la lucha contra las injusticias y la defensa de los derechos humanos.

Mi formación académica respalda mi trabajo en estos campos. Soy profesora de Secundaria de Francés y Traductora Jurada de Lengua Inglesa. Además, cuento con un Máster Oficial en Estudios de Género y Políticas de Igualdad, que realicé en la Universidad de La Laguna, y un Máster en Malos Tratos y Violencia de Género, por la Universidad Nacional de Estudios a Distancia.

También tengo un Máster en Derecho, Economía y Política de la Unión Europea, obtenido en la Universidad de Padua, Italia, y soy Experta Universitaria en Español como segunda lengua, alumnado inmigrante y currículo intercultural, por la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias.

¿Algo que nadie se imagina? Siempre estudié ciencias puras. Las matemáticas me abducían (y todavía lo hacen). Aún añoro mis tardes entre hipérboles e integrales, viajando entre fórmulas y despejando equis. Sin embargo, la curiosidad y mi inquietud por expandirme me llevaron por otros derroteros, como fueron los idiomas, por ejemplo.

Los idiomas siempre han sido mi pasión. Recuerdo mirarme de pequeña al espejo y balbucear sonidos simulando que hablaba con alguien. Me maravillaba la idea de que hubiera gente en el mundo capaz de comunicarse emitiendo sonidos extraños y parecidos (a mi entender) a los míos. No conozco de límites cuando algo me motiva, así que, desde los 7 años, me puse a investigar cómo funcionaba aquello. Comencé por el inglés, que compaginaba entonces con el violonchelo (¡mi lado matemático siempre presente!).

Inglés, francés e italiano: hasta ahí llegué (por ahora). Todos ellos me permiten dar un enfoque más global a mi trabajo y acercarme a las voces en primera persona de otras teóricas que, sin duda, enriquecen cuanto hago y me ayudan a desarrollar mi mente crítica.

 

Mi formación académica respalda mi trabajo en estos campos. Soy profesora de Secundaria de Francés y Traductora Jurada de Lengua Inglesa. Además, cuento con un Máster Oficial en Estudios de Género y Políticas de Igualdad, que realicé en la Universidad de La Laguna, y un Máster en Malos Tratos y Violencia de Género, por la Universidad Nacional de Estudios a Distancia.

También tengo un Máster en Derecho, Economía y Política de la Unión Europea, obtenido en la Universidad de Padua, Italia, y soy Experta Universitaria en Español como segunda lengua, alumnado inmigrante y currículo intercultural, por la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias.

¿Algo que nadie se imagina? Siempre estudié ciencias puras. Las matemáticas me abducían (y todavía lo hacen). Aún añoro mis tardes entre hipérboles e integrales, viajando entre fórmulas y despejando equis. Sin embargo, la curiosidad y mi inquietud por expandirme me llevaron por otros derroteros, como fueron los idiomas, por ejemplo.

Los idiomas siempre han sido mi pasión. Recuerdo mirarme de pequeña al espejo y balbucear sonidos simulando que hablaba con alguien. Me maravillaba la idea de que hubiera gente en el mundo capaz de comunicarse emitiendo sonidos extraños y parecidos (a mi entender) a los míos. No conozco de límites cuando algo me motiva, así que, desde los 7 años, me puse a investigar cómo funcionaba aquello. Comencé por el inglés, que compaginaba entonces con el violonchelo (¡mi lado matemático siempre presente!).

Inglés, francés e italiano: hasta ahí llegué (por ahora). Todos ellos me permiten dar un enfoque más global a mi trabajo y acercarme a las voces en primera persona de otras teóricas que, sin duda, enriquecen cuanto hago y me ayudan a desarrollar mi mente crítica.

 

Fotografía de Kika Fumero, Mujer sentada en un sofa azul con camisa negra, corbata lila y amplia sonrisa.

La interseccionalidad es un elemento fundamental en todos los proyectos que emprendo, ya que me permite tener una visión mucho más certera y humana con el fin de que nadie se quede en el camino. Las políticas públicas aplicadas a nivel nacional e internacional son mi punto fuerte, así como dirigir, coordinar y organizar equipos. Ninguna lucha es individual: todo avance ha de ser colectivo. Y así entiendo yo mi trabajo allí donde voy: en equipo, enriqueciéndonos mutuamente. Para ello se hace imprescindible mirar más allá de nuestro ombligo y observar el mundo que nos rodea para entender el “cachito” de él que ocupamos.

Actualmente estoy de excedencia como funcionaria y, aunque echo mucho de menos al alumnado y la mirada fresca y realista que me aporta la juventud, aún entiendo que tengo mucho que aportar desde fuera de ese sistema. Así, centro mi carrera profesional como asesora de políticas públicas y privadas (tercer sector) y como diseñadora de proyectos que promueven la erradicación de todo tipo de violencias machistas. ¿Mi brújula? Los derechos humanos.

En mi labor como activista, colaboro con medios LGBTI y con revistas con perspectiva feminista interseccional, compartiendo mi conocimiento y experiencia para promover la igualdad y visibilizar las realidades diversas de las mujeres y de las personas de esta comunidad.

Por otro lado, soy co-administradora del blog Lyceum Club Femenino, junto con mi compañera Paz Montalbán, una plataforma de reflexión y recuperación de la memoria feminista que busca dar a conocer la historia oculta de las mujeres en España y dar voz a la cultura diseñada por mujeres, sin importar su orientación sexual, identidad de género u otras interseccionalidades que las caractericen.

Me considero una mujer en constante actualización, amante de la diversidad y apasionada del conocimiento en cualquiera de sus vertientes. Soy una pensadora, una exploradora y una creativa comprometida con la igualdad. Además, disfruto de la lectura, la música y me considero una aprendiz visual. Me interesa especialmente la cultura creada por mujeres desde las sombras, la disidencia y los márgenes. Mi lucha en la actualidad se centra en visibilizar estas voces y promover la igualdad en todos los ámbitos. ¡Ah, se me olvidaba! Soy una friki de los playmóbiles, con los que construyo escenarios que luego fotografío para mis trabajos. Y últimamente he descubierto mi mejor terapia para cuidar mi mente: las acuarelas. ¡Te las recomiendo!

En resumen, soy Kika Fumero, una mujer inquieta, comprometida con la igualdad de género, feminista activista, lesbiana visible y asesora en políticas públicas que buscan fomentar una sociedad igualitaria, donde todas las personas tengan las mismas oportunidades de desarrollo y crecimiento. ¿Utopía? Sí. Pero esa es mi meta: alcanzar la utopía. Es una carrera de fondo, pero yo confío en que estamos en el camino. ¿Me acompañas?

Premios  & Reconocimientos

Ningún premio o reconocimiento de mi trabajo ha sido una cuestión individual. Kika Fumero es su madre, sus amigas, sus compañeras de militancia, sus maestras, todas y cada una de las mujeres que conocio a través de sus libros y sus historias.

Más que musas: La mujer en la cultura en Canarias, 2021

Reconocimiento a su extensa trayectoria como activista y especialista en temas como la coeducación, la diversidad afectivo sexual y de género, las políticas de igualdad y la prevención de la violencia de género.

Lazo Morado ciudad de Alarcón, 2021

Reconocimiento por su trabajo en la erradicación de la violencia de género.

Reconocimiento por la campaña mascarilla-19, 2020-2021

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife

Reconocimiento 25 de noviembre, 2020

Por respuesta institucional en defensa de la igualdad y contra la violencia de género