Comparte El domingo pasado, con motivo del eterno Día de la Madre, lancé un post en Facebook que rezaba así: De nuevo el día de la madre. Y cada año la misma cantinela. Pues qué quieren que les diga, no me puedo pasar todo el año reivindicando el Día de las Familias (y renegando del día del padre y de la madre), y luego celebrar tal día como hoy. No puedo, porque necesito ser coherente conmigo misma. Así que no…