‘Yo les cortaría el pene’

Pues de nada serviría. Las violaciones, los abusos sexuales y el resto de violencias machistas es un problema estructural, de socialización, y está profundamente arraigado en las creencias, la ideología y los valores sociales. Tantas veces escuchamos “¡Les cortaría el pene a todos!”. Pues ojalá fuera tan fácil. Cortarles el pene no solucionaría el problema. Lo que convierte a los hombres en violadores no es su pene, sino la cultura y la educación en la que han sido socializados y educados, así como el sistema estructural (la sociedad) que los legitima. Es decir, que si le cortáramos el pene a un violador, seguiría violando.

El Armario

El contador a cero es violencia

‘Qué asco de tíos, piensan con la polla’