‘Qué asco de tíos, piensan con la polla’

‘Qué asco de tíos: piensan con la polla’. Leo a menudo este comentario en las redes sociales y hoy reflexiono del peligro de argumentos como este:

Los hombres no piensan con el pene. Piensan con la cabeza y utilizan sus penes para agredir, imponerse, oprimir y violentar. Naturalizar que “los tíos piensan con la polla”, siendo el pene un órgano (como tantos otros) que puede responder a estímulos voluntarios o no, nos lleva a interiorizar y a naturalizar que violen a quienes provoquen dichos estímulos (o sea, a las mujeres) y que ellos no puedan controlar su mente (o sea, su pene). Ojo con atribuir al pene la agencia del cerebro, de la razón; porque estamos tirando bombas en nuestro propio tejado.

El Armario

El contador a cero es violencia

‘Yo les cortaría el pene’

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close